Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Está Vd. en Inicio >> Real Club Náutico Gran Canaria >> Noticias >> Testimonios de nuestros socios: El club rejuvenece
Noticias
15 de septiembre de 2015

Testimonios de nuestros socios: El club rejuvenece

Cada día aumenta el número de socios que disfrutan de la diversidad de actividades que encuentran en las instalaciones del Real Club Náutico de Gran Canaria, ya sea natación, vela, piragüismo, atletismo, padel o el propio gimnasio, por citar lo más participativos.

Presencia de socios de todas las edades y aptitudes y entre ellos encontramos verdaderos espíritus de sacrificio y superación, con una encomiable entrega a la práctica de su deporte favorito.

 Son 5 ejemplos demostrativos de que se puede combinar el compromiso profesional diario, con los deberes familiares y hacer hueco para mantenerse en forma, tanto física como mentalmente.

 CARLOTA HERNÁNDEZ BACALAO (1957)

  Médico de familia preventivista, casada con el también doctor Antonio Cabrera Acosta y tres hijos, Carlota Antonio y Enrique.

  Su profesión le lleva cada día al Centro de Salud de Ingenio y tres veces por semana, así desde hace 10 años, no falta a la cita con el Aguagym.

  “Es la mejor terapia y aunque es un principio la alterné con aerobic, tras una lesión de hombro la práctica de esta modalidad de natación me deja como nueva para hacer frente tanto al trabajo en la consulta como en los deberes con 5 que somos de familia.”,

FRANCISCO TEJERA SUÁREZ (1934)

Casado con Micaela Carrera Arbelo, con 4 hijos (Enma, Rebeca, Mapi, y Martín) y 8 nietos, hijo de directivo del club y como el dice, conoció las cartillas de racionamiento tras la guerra civil. Entre sus hijos Martín Tejera un regatista de gran prestigio nacional e internacional en la vela tradicional y figura asimismo de la Vela Latina Canaria.

Toda una vida en la Compañía del Agua del Ayuntamiento hoy Emalsa y prácticamente fundador del Frontenis en Las Palmas de Gran Canaria. “Comenzamos en el Martín Freire, luego el frontón diana frente al Banco de España, López Socas, Metropole y Real Club Náutico. Entre los compañeros estaba el inolvidable presidente del club Manuel de la Cueva, Pepe Alsó y el secretario del Ayuntamiento Juan Rodríguez Drincourt.”

El padel le cogió ya jubilado y lo practica 3 o 4 veces por semana. Alterna con los ensayos y actuaciones con la Parranda del Timple donde lleva 25 años. “No he fumado nunca y ahora me dedico al pádel, natación, gimnasia y pesca. El Real Club Náutico de Gran Canaria es como una clínica de salud en la que combinas la práctica de tu actividad favorita con el ambiente social que encuentras y disfrutas”.

ANTONIO COLLAR MONTERRUBIO (1933)

Nacido en Sevilla y casado con Olga María del Carmen Cabrera Henriquez de Gran Canaria, dos hijos Toni y Nacho. En la actualidad miembro de la Junta Directiva que preside Oscar Bergasa y responsable de la sección de Recreo.

Procede de una familia con 4 hermanos futbolistas, el que más destacó Enrique, figura del Atlético de Madrid y 25 veces internacional. Antonio militó en el equipo colchonero en la década de los años 50 y luego 9 años en la UD Las Palmas (1961-69), en los comienzos de Germán Dévora y figuras inolvidables como Tonono y Guedes. También una temporada en Canadá con Puskas de entrenador y recuerda que ganó más dinero que 6 años en España.

“El secreto de llegar en plena forma a mis 82 años es que nunca he dejado de practicar deporte, acompañado de una vida ordenada, que empieza por las mañanas con la carrera por la la marina del club y el gimnasio.  De esta manera puedo combinar sin problemas con las tareas propias de la presidencia del Recreo del club.”

Matrimonio LUIS PEREZ BLANCO (1933) y PETRA PÉREZ RAMOS (1945)

Matrimonio con gran ejemplo de perseverancia y espíritu de superación. Dos hijos, Luis José y Pedro Francisco.

Luís Pérez Blanco, médico estomatólogo  en Telde y consulta privada en Las Palmas de Gran Canaria. Se jubiló a los 65 años  y su buen estado físico es producto de su presencia casi diaria en el gimnasio del club.

Petra Pérez Reyes, 70 años, maestra y jubilada a los 50 años como consecuencia de algunas intervenciones quirúrgicas que anticiparon su retirada.

“El Real Club Náutico de Gran Canaria es la segunda parte de mi vida, natación, tanto en la piscina como en la playa de las Alcaravaneras, gimnasia, pilates, caminar y pescar. El mar es mi devoción y he podido superar un ictus tras un accidente de circulación con la perseverancia diario en el gimnasio. Cada vez me encuentro mejor.”