Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Está Vd. en Inicio >> Real Club Náutico Gran Canaria >> Noticias >> Bergasa: “El pabellón Náutico es una forma de no perder la concesión, que expira en 2027”
Noticias
14 de junio de 2015

Bergasa: “El pabellón Náutico es una forma de no perder la concesión, que expira en 2027”

El presidente del RCNGC explica en esta entrevista las razones que han impulsado a la directiva a presentar la propuesta de construir un pabellón náutico. Expone que hay dos tipos de argumentos: una emanada de la reforma de la Ley de Puertos, que pone en peligro la concesión de la que disfruta el club, y otra referida a las propias necesidades de espacio de la sección náutica.

-Ha convocado dos Juntas Generales Extraordinarias para el 30 de junio. Una de ellas es para debatir la propuesta de la directiva de construir un nuevo pabellón náutico, cuyo anteproyecto está expuesto en el club. ¿Por qué es necesario este pabellón?

-Existen dos razones que justifican la necesidad de llevar a cabo una obra en nuestra marina. La primera es una razón externa derivada de la reforma de la Ley de Puertos  y de la Marina Mercante del año 2014. Un real decreto ley reformó la ley y redujo  los plazos de concesión a 35 años

-¿Cómo nos afecta?

- Supone que el 31 de diciembre de 2027 acaba la concesión administrativa.

- ¿Qué parte del club está dentro de la concesión?

- Afecta a partir de la piscina: varadero, marina y puerto deportivo, incluyendo canchas de pádel, gimnasio …

-Faltan 12 años, ¿qué significa que expire la concesión?

-Que todas las instalaciones en el área de la concesión revierten a favor del Puerto y éste podría alquilarlas al club o a un tercero que le ofreciera mejores condiciones económicas. Por lo tanto, es esencial conseguir una prórroga de la concesión hasta el máximo del plazo previsto en la ley, que es de 50 años.

-¿Perderíamos el gimnasio?

-Perderíamos a partir del solarium.

-¿Se podría dar el caso de que el club acabara en la piscina y que a partir de solarium  hubiera otra cosa ajena al Náutico?

-Se podría dar el caso de que volviéramos a la situación anterior, cuando el club terminaba en la piscina.

-En aquella escalerita a la playa.

-Sí.

-Dice que es esencial conseguir una prórroga de la concesión a un máximo de 50 años, ¿cómo van a hacerlo?             

-Para conseguir ese resultado la ley nos exige que se realice una inversión nueva igual o mayor que el 20% del valor concesional.

-¿Cuánto dinero representa?

-Estamos hablando de que el área de la marina y el puerto deportivo tiene un valor concesional superior a los 5 millones de euros.

El club está intentado  realizar una inversión –ajustando las cifras al máximo- para cumplir con ese requisito y obtener automáticamente la prórroga a 50 años de la concesión, entre otras razones porque si no conseguimos prorrogar la actual concesión, no podremos terminar de amortizar la inversión en el puerto deportivo y la marina.

-Han presentado ya un anteproyecto a los socios, ¿por qué tanta prisa?

-Porque hemos trabajado a contrarreloj. Para conseguir la prórroga hay que presentar la solicitud antes del próximo 6 de julio. 

 -En el caso de que expirase la concesión, ¿cuánto podrían pedir al club por recuperarla?

-Esto es una incógnita porque el organismo autónomo de Puertos del Estado en una renunión que acabamos de celebrar en Madrid hace una semana, nos habla de una tasa de prórroga en efectivo por una sola vez del orden entre 180.000 y 200.000 euros a fondo perdido.

- ¿Esto es lo que habría que pagar si expirase la concesión?

-Nos han dicho que a lo mejor crean la tasa de prórroga de concesión a fondo perdido. ¿Qué significa eso? Que nos hacen pagar 180.000 o 200.000 euros sin ninguna contrapartida salvo la prórroga. Menuda broma gastarnos 200.000 euros sin obtener nada a cambio salvo la prórroga.

-Como echarlos al mar.

-Como echarlos al gua, exactamente igual. La segunda razón es que la Naútica vive una situación de auténtica estrechez de espacio, servicios, etcétera. Yo diriá que de hacinamiento, basta con entrar en la Sala Náutica del club para darse cuenta. Además  la fachada norte del club está sin terminar, está inacabada.

-¿La que da a la Base Naval?

-Sí, y llena de instalaciones provisionales. Hechas una encima de otras de cualquier manera. Náutica seguiría en la planta noble, comunicada a través del salón Paraguas, y además, dispondríamos de una nueva sala multiusos no solo para Náutica sino para el conjunto del club, donde se pueden realizar proyecciones, conferencias, dar cursos, ver acontecimientos deportivos…,  con capacidad para 60 personas.

-¿Cuánto va a costar?

-Todavía no tenemos cifras reales.

-¿Y a los socios?

-Si se llega a aprobar y a construir, la condición que yo he puesto es que no suponga ningún coste adicional para los socios en forma de derramas o de cuotas extraordinarias.

-¿Cómo se consigue?

-Esto es posible ampliando la hipoteca del club en el importe que sea necesario para afrontar la construcción. Gracias a que hemos inscrito la propiedad en el Registro de la Propiedad ahora tenemos una mayor capacidad financiera y podemos obtener mejores condiciones de amortización, más plazo y en los tipos de interés. Esto nos permite que no se altere para nada la carga que soportan en este momento los socios.

-Hay una cuestión que se lleva a la otra Junta General Extraordinaria y que también plantea interrogantes. Es la relativa  a los socios natos …

-Ampliarlo a los Ejércitos de tierra y de aire. Eso ha sido una petición de los generales jefes de las fuerzas armadas. Hemos publicado la justificación en esta página web.

-Sí, pero los socios se preguntan si pagarán.

-Ellos pagarían la cuota de socio, como ocurre actualmente con los socios natos de la clase B. Pagan cuota de socio y no pagan cuota de entrada.

-¿La plaza de socio nato no se hereda?

- No. Las peticiones que están previstas son 30 personas. Serían cuotas ordinarias mensuales 2.400 euros más todos los meses.