Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Está Vd. en Inicio >> Real Club Náutico Gran Canaria >> Noticias >> Oliver Bravo de Laguna gana la Vuelta a Cerdeña de la clase Mini transat
Noticias
28 de mayo de 2015

Oliver Bravo de Laguna gana la Vuelta a Cerdeña de la clase Mini transat

El regatista del RCNGC Oliver Bravo de Laguna ha ganado este jueves la Vuelta a Cerdeña de la clase Mini-transat, la Round Sardinia Race (ROS) a bordo del Sideral. Bravo de Laguna forma tripulación con el regatista italiano Andrea Fornaro.

Esta victoria se suma a la obtenida en la regata Archipiélago 650 celebrada en marzo en la Toscana, y supone un peldaño más en el objetivo de  participar en la Minitransat, considerada el Everest de la vela océanica por su dureza y dificultad, en palabras de Carlos Martínez, que hace el relato de esta victoria. Los Mini tienen tan sólo de 6.5 metros de eslora. Martínez presta apoyo y soporte técnico a este proyecto, y desde 1999 proporciona asistencia a la regata a su paso por Lanzarote.

La regata Round  Sardinia Race  es la última prueba del circuito Mini en Italia. Es de máxima categoría ya que su recorrido supera las 500 millas. La tripulación del Sideral tardó 4 días y 23 horas en alcanzar la meta.

Participan prototipos y series,  como el Sideral de Andrea y Oliver.  El Sideral es un Argo diseñado por Marc Lombard y construido en España de la mano de Andrés Duran.

En la RSR de Cerdeña y prosigue el relato de Carlos Martínez, desde el primer momento Andrea y Oliver  fueron  “a por todas”. Precisa que fueron los únicos que no salieron con la vela rizada. Además, tomaron la salida por el lado contrario al del resto de la flota lo que les permitío hacerse con el liderazgo desde el primer momento.

Destaca que en una maniobra se les cayó el espi al agua y los adelantó el Illumia, un prototipo que, según informa Martínez, tiene mejores prestaciones  que el Sideral (tanque de lastre, quilla pendular y es más ligero al ser de carbono).

Montaron el espi mediano. Toda la regata será desde ese entonces una lucha codo a codo casi hasta el final.

La primera noche sufrieron la primera avería importante. Se rompió la barra de unión de las dos palas de timón. Lo solucionaron rápidamente con unos sables de la vela mayor y unos cabos.  Reparación de fortuna que les permitió continuar. Tan solo se les volvió a soltar una vez. Lo volvieron a colocar y llegaron así al final de la prueba. 

Mantienen el liderazgo más de media regata, en la que pasan por diferentes situaciones: momentos con muy poco viento, otros con 12 nudos y también con calma chicha.

La experiencia de Oliver, que navega en Gran Canaria, al fin de cuenta es una isla como Cerdeña, hace que consiga sacarle máximo provecho a la orografía de costa.

Desciende hacia el sur, enfilando lo que sería casi la recta final y en el extremo mas al sur de la isla son adelantados por en barco Illumia. No tiran la toalla y comienza de nuevo una férreo marcaje,  cuando de repente observan que el Illumia se dirige a Cagliari. Es un momento de desconcierto pues ellos van proa a la última baliza del recorrido. 

 En ese momento no saben si se ha recortado el recorrido por algún motivo o, por el contrario, es un error o un problema del rival. 

Los tripulantes del Sideral, a pesar de las condiciones de viento y mar –hay cerca de 30 nudos- y el cansancio acumulado, deciden continuar y completar el recorrido.  Montada la última baliza se dirigen a la meta en Cagliari que cruzan a las 4:211horas en primera posición de la general..
Con esta regata Oliver Bravo de Laguna acumula ya casi las 1.000 millas en competición del circuito Mini-transat exigidas por la Clase para poder participar en la próxima Mini-transat 2017 Doarnenez (Francia ) - Lanzarote – Guadalupe.

Otras 1.000 millas más en un recorrido definido por la Clase Mini y el regatista del RCNGC tendrá los requisitos para  participar  en la Mini Transat, la regata considerada como el Everest de la vela oceánica.

Carlos Martínez, que siente pasión por esta Clase y es el propietario del primer mini que tripuló Bravo de Laguna,  hace votos porque el regatista del RCNGC logre los apoyos y sponsors necesarios para participar en el Everest de la vela oceánica.