Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Está Vd. en Inicio >> Real Club Náutico Gran Canaria >> Noticias >> Gilles Buekenhout: “Espero que el Grand Prix canario sea una gran fiesta”
Noticias
21 de mayo de 2015

Gilles Buekenhout: “Espero que el Grand Prix canario sea una gran fiesta”

El navegante francés Gilles Buekenhout espera que el “Las Palmas de Gran Canaria Grand Prix” de la clase Multi50, que se celebra del 12 al 14 de junio,  sea “una gran fiesta”.

Buekenhout, presidente de la clase Multi50, arribó este miércoles a Gran Canaria a bordo de su trimarán amarillo Nootka-Architectes de l’Urgence, con el que ha hecho 1.350 millas náuticas en solitario desde Pornichet, en la costa Atlántica francesa, a la capital grancanaria.

El Nootka es el primero en llegar de la medio docena de multicascos de 50 pies (15,24 metros de eslora) que participan en la regata “Las Palmas de Gran Canaria Grand Prix”, organizada por el Real Club Náutico de Gran Canaria y la clase Multi50 con el impulso del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, la Autoridad Portuaria de Las Palmas y la empresa Marmotor.

Buekenhout  realiza estas declaraciones en las instalaciones del RCNGC, al día siguiente de su llegada.

 “He hecho 1.350 millas náuticas en 130 horas, lo que da una media de 10 millas por hora;  ha sido una buena travesía. Para mí, ha sido como una pequeña regata contra mí mismo a la que bauticé la Ruta de la Sangría, una broma parafraseando a la Ruta del Ron (Route du Rhum, regata transatlántica, en solitario, sin escalas y sin asistencia en la que ha participado)”.

El navegante francés explica que la ‘Ruta de la Sangría’ , aunque de media distancia, comparte el mismo espíritu que su hermana mayor. “Así la afronté, como si fuera una regata”, precisa.

Durante la travesía, el Nootka encontró “fuertes vientos de 25 a 30 nudos y grandes olas de 4 a 5 metros de altura”. Gilles, que fue narrando su viaje en su perfil de Facebook, comenta que no vio el sol hasta que se aproximó a Gran Canaria.

“Navegar en multicasco es una sensación diferente, una vez que lo haces es difícil volver al monocasco”, expone.  Buekenhout explica la diferencia entre ambos tipos de barco al señalar que los multicascos se deslizan sobre el agua, mientras que los monocascos la hienden como el arado del agricultor a tierra.

Arquitecto de profesión, el patrón del Nootka regresa ahora a Francia para cumplir con sus compromisos profesionales. El Nootka queda amarrado en el muelle Santa Catalina a la espera de que comience la regata., en la que contará con tripulantes canarios. El programa social de la regata, por cierto, incluye una visita a la fábrica de ron Arehucas.

Antes del 10 de junio se espera la llegada a Las Palmas de Gran Canaria de los multi Arkema Performance (Lalou Roucayrol), FenêtréA-Prysmian (Erwan Le Roux), Rennes Métropole Saint-Malo Agglomération (Gilles Lamiré) y Royan (Alain Delhumeau).