Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Está Vd. en Inicio >> Real Club Náutico Gran Canaria >> Noticias >> Fallece Antonio Arias, histórico de la vela canaria
Noticias
17 de mayo de 2015

Fallece Antonio Arias, histórico de la vela canaria

Antonio Arias Megías -Tony Arias-, socio del Real Club Náutico de Gran Canaria y figura histórica de la vela isleña, ha fallecido este domingo, en Las Palmas de Gran Canaria, a los 78 años. Fue gran regatista de la clase Snipe, patrón del balandro Tirma, y uno de los que impulsaron la vela ligera en el RCNGC junto a Joaquín Blanco Torrent. Arias fue maestro de regatistas, entre otros, de los hermanos Doreste. Con Luis mantuvo una relación especial. 

El entrenador Manolo Pazos señala en una entrevista publicada en esta página  el papel "fundamental" de Arias en la escuela de perfeccionamiento que se crea en el club, tras la puesta en marcha de la escuela de vela en Puerto Rico en los años 70.

En un reportaje realizado tras la muerte de otro náutico -el conejero Alfredo Morales-, el propio Arias habla de la regata San Gines y de los tiempos de "los barcos viejos".

Por su parte, el presidente del RCNGC manifiesta sus condolencias con estas palabras: "Expreso mi mas sentido pesame y profunda tristeza por la desaparición de una figura señera de la nautica deportiva del club, un hombre que dio a lo largo de sus vida pruebas magníficas de su dedicación al deporte náutico", ha afirmado el presidente Óscar Bergasa.

"Tenía espíritu de ganador", afirma Joaquín Blanco Roca, regatista olímpico y en al actualidad presidente de la Federación Canaria de Vela. Blanco -hijo de Blanco Torrent- explica que Arias fue el primer gran regatista del club.

"De él aprendimos todos, tenía un estilo muy típico de navegar", señala el también emblemático regatista. "Él ganaba en todo, en Snipe, en la Vela Latina ... hasta el punto que nuestro objetivo era ganarle a él".

Arias fue monitor de la escuela de Puerto Rico desde el primer cursillo y contó como tripulantes de sus Snipe -a todos los bautizaba como Fantasma-  con los cuatro hermanos Doreste (Josele, Noluco, Gustavo y Luis) de forma sucesiva, mientras Joaquín lo hacía con su padre en la misma clase. Con Noluco, recuerda Blanco, quedó 4º de España, lo que fue un gran resultado en su momento.

Fue comodoro del RCNGC, época en la que contribuyó a reorganizar la Náutica y ya participó en el primer campeonato de España de cruceros en 1957, según aporta el presidente de la Federación Canaria.

Su participación en la Regata del Descubrimiento es otro de los hitos de una vida en la que la vela fue una constante.

"Yo fui como un hijo para él y él para mí un segundo padre", expone el doble medallista olímpico Luis Doreste que habla de su etapa en la clase optimist. "Venía a casa, era uno más de la familia, nos acompañaba a los campeonatos ...", agrega Doreste.  Coincide con Joaquín Blanco, en el ánimo ganador que distinguía a Arias: "Siempre exprimía al límite con la intención de ganar" y recuerda también su etapa en la vela Latina, con el Minerva. "Recuerdo que estabamos en Puerto Rico, en la escuela, y él se iba los domingos a las regatas de la Vela Latina, después nos lo contaba".

Su cuerpo será velado a partir de las 19:00 horas de este domingo en el tanatorio de Fucasa (el antiguo), en Las Palmas de Gran Canaria.