Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Está Vd. en Inicio >> Real Club Náutico Gran Canaria >> Noticias >> Natichu Marmolejo: “Para mí venir a este club es como venir a mi casa”
Noticias
19 de febrero de 2015
Vela/Nombres propios
Natichu Marmolejo: “Para mí venir a este club es como venir a mi casa”

Oficial internacional de regatas y juez nacional, la malagueña Natichu Marmolejo es desde finales de los 80 colaboradora habitual de las regatas internacionales que organiza el RCNGC, institución que conoce desde niña.

Como oficial internacional de regatas ha ejercido en Barcelona 92, en los mundiales de Cádiz del 92 y de 2003, en el mundial de Santander de 2014 y acude de forma también habitual al Trofeo Princesa Sofía de Mallorca, el de mayor nivel del calendario nacional.

Entre regata y regata, acepta la propuesta de hablar de su relación con este deporte. Esta temporada ha venido a la Semana Olímpica Canaria y al Trofeo AECIO.

“Mi vida desde que nací está vinculada a la vela porque mi padre, Antonio Marmolejo, navegaba en snipe.   Pasé mi infancia en la antigua casa de botes del Club  Mediterráneo, rodeada de barcos. Allí es donde prácticamente tengo todas mis fotos de pequeñita”.

Cuando tuvo edad, entre el 69 y el 70, Natichu empieza navegar en Optimist. Poco después acude a su primer campeonato en el Náutico de Gran Canaria. Así conoce el RCNGC.

“Me sorprendió mucho esa ola tan grande, y yo decía, ¡Dios mío! ¿Aquí se sale a navegar? En el Mediterráneo no estamos acostumbrados”.

Del Optimist pasó a la clase Snipe como tripulante de su paisana Nuria Martínez, con la que consiguió dos campeonatos de España femeninos.

En aquellos años compagina el Snipe con el trabajo como monitora de vela en su club y la carrera de Magisterio.  Empieza a interesarse por la organización de regatas en su facetas de oficial y juez y hace los cursos correspondientes. Desde 1987 ejerce ambas funciones.

“Para mí, venir a este club es como venir a mi casa. Desde el primer día siempre me han tratado como si perteneciera a este sitio y siempre que voy a  todos los lugares lo pongo como referente  de organización, de amabilidad y de buen hacer. Es cierto, me quedé impresionada en el mundial de Optimist, y no solo yo. Yo he escuchado gente de fuera hablar de este club … Es un club que apuesta por la vela y no todos lo hacen”.

Marmolejo valora esa ola atlántica que de niña le dio respeto, como atractivo para el entrenamiento de regatistas de lugares donde no existe. “Se da en muchos sitios, pero en el Mediterráneo no la tenemos y cuando sales fuera (a competir) es una desventaja. Es una ola muy típica del océano Atlántico y, quitando la zona de Galicia, los demás somos todos mediterráneos; viene bien venir aquí a navegar…”

Relata que en vísperas de los Juegos Olímpicos de China “vinieron todos a Gran Canaria a entrenar porque era la ola que iban a tener en Quingdao. Hicimos regatas con poco viento, porque era lo que me pedían. Eran las condiciones que iban a tener allí: poco viento y mar”.


Qué hace el oficial de regatas: Es el primero que va al agua conjuntamente con todos los balizadores, con todo su equipo, ve las condiciones que hay de mar y viento, decide que los barcos vayan al agua y monta el recorrido, de acuerdo con las condiciones meteorológicas. Toma decisiones todas relacionadas con el agua.

Qué hace el juez de regatas: En el agua controla la regla 42 – vela por el comportamiento deportivo- y en tierra dirige la audiencia en caso de protesta.