Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Está Vd. en Inicio >> Agenda >> EL HIJO DE LA NOVIA
Agenda
Desde el 19 de junio de 2017 hasta el 19 de junio de 2017
EL HIJO DE LA NOVIA
Hora: de 19:00h. a 21:00h.

Información del evento:

Dirigida por Juan José Campanella y escrita por Campanella y Fernando Castets fue nominada a Mejor Película extranjera y ganó el Cóndor de Plata a mejor película. La película fue un éxito de crítica y taquilla.

Rafael Belvedere (Ricardo Darín) es un cuarentón que ha heredado un restaurante por parte de su padre (Héctor Alterio), sin embargo el estrés por las nuevas exigencias del restaurante lo traen agobiado. Además en su vida sentimental tampoco le van bien las cosas, ya que está divorciado. Por todo esto, no le presta mucha atención a su novia (Natalia Verbeke) y hace mucho que no va a visitar a su madre (Norma Aleandro) que padece alzheimer y está ingresada en una residencia. Un trágico día, Rafael sufre un ataque al corazón, lo que le lleva a replantearse su vida y, sobre todo, a tomársela con más calma. Además, su padre ha tomado la decisión de cumplir el sueño de su mujer y casarse por la iglesia. Por lo tanto, Rafael tendrá que intentar ver cumplido el viejo sueño de su madre antes de que fallezca: casarse por la Iglesia.

MÁS DETALLES DE LA PELÍCULA

Esta película del 2001 caló tan hondo en la cartelera que parecía que el cine argentino no hubiese existido antes. Su mezcla entre dramón y sentido del humor descafeinado resultó infalible. Para colmo, la película contaba con un trío interpretativo de altura: con dos veteranos como Héctor Alterio y Norma Aleandro y el entonces emergente Ricardo Darín.

Con un guión que maneja a la perfección los picos y las pausas, El hijo de la novia explota el terreno de las emociones. Amor, dolor y trabajo: todo servido para el drama sensiblero. Con esta película se daba por inaugurado el efecto Campanella...